Exfuncionarios del MAS buscan retomar sus pegas por la fuerza

Exfuncionarios del MAS buscan retomar sus pegas por la fuerza

2 views
0

Transcurridos unos días de haberse posesionado el gobierno del MAS, en el penúltimo mes del año, los servidores públicos de  las carteras del Estado se encuentran en vilo debido a los múltiples e intimidantes pedidos de renuncia de parte de antiguos funcionarios y afines al partido azul.  

Mientras los califican de “pititas” o “traidores”, los exfuncionarios del MAS acechan en las diferentes dependencias,  listos para retomar sus otrora puestos de trabajo.

Los amedrentamientos de los exempleados van desde acercarse a decirles que deben renunciar, hasta tomarles fotografías en sus  lugares de trabajo. Los casos fueron constatados al menos en siete instancias: los ministerios de Defensa, de Gobierno, de Salud, los viceministerios de Descolonización, de Comunicación, el Legislativo y en oficinas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) de Santa Cruz.

“Ellos vienen, nos toman fotografías, ponen nuestros nombres en listas y dicen: ‘Estos son los traidores, pero ya se van a ir todos’. Tienen rabia contra nosotros, pero no nos quedamos por gusto, sino por necesidad de trabajar. En el gobierno de Añez igual nos trataron mal, nos hicieron la vida imposible para que renunciemos, tuvimos que aguantar”, dijo una funcionaria que pidió mantener en reserva su identidad y lugar de trabajo.

Comentó que son muchos funcionarios los que trabajan por varios años en ese despacho, que están especializados en las áreas  y señaló que no se esperaban esta reacción de sus excolegas. 

“Queríamos que haya elecciones de una vez, para que se vaya el gobierno (de Añez) y se termine el maltrato. Es lamentable que ahora vengan a promover la salida de los que fuimos sus compañeros, somos antiguos”, dijo.

El expersonal allegado a exministros y autoridades del entorno Evista reapareció luego de la victoria del partido azul y muchos se hicieron cargo de la organización de los actos protocolares para la transmisión de mando.

El periodista Horacio Martínez identificó por lo menos a cuatro exfuncionarios que estuvieron ligados al exvicepresidente Álvaro García Linera involucrados en la comisión de comunicación de transición. 

El exfuncionario de Canal 7  recordó que las organizaciones del Pacto de Unidad fueron claras al pedir renovación y que no retorne el entorno que desapareció. 

El Viceministerio de Descolonización fue uno de los primeros escenarios en los que exfuncionarios y afines al partido azul irrumpieron para amedrentar y exigir las renuncias colectivas. El hecho fue viralizado en redes sociales.

“Hace un año, a miembros personeros del Viceministerio de Descolonización se ha encarcelado, se ha perseguido (…). Estamos aquí solamente para recordarles ese hecho y que por moral todos ustedes deberían abandonar estos recintos. Todos aquellos que a nombre de pititas han sido los fascistas destructores de la patria deben salir de estos ambientes de inmediato”, sentenció uno de los líderes del grupo que realizó esa acción en esa oficina.

Asimismo, un grupo de extrabajadores de YPFB en Santa Cruz  protestó: “Ya estamos en un nuevo gobierno, en todo tiene que haber cambios. Fuera la gente golpista, los parientes del ministro golpista (…),  basta de dirigentes vendidos, de persecución y reincorporación de todo el personal perseguido”.

Los funcionarios son amedrentados también por afines al MAS, quienes piden las renuncias colectivas demandando “renovación total”.

“Vinieron y nos dijeron que todos tenemos que poner nuestro cargo a disposición. Yo me preocupo más por mis compañeras que tienen sus hijos chiquitos, son bebés aún. No tienen consideración ni con los que gozan de inamovilidad, que tienen familiares con discapacidad. Nos queríamos oponer a los pedidos, pero nos dijeron ‘si no renuncian ahora, se tendrán que atener a las consecuencias después’”, relató una funcionaria del Ministerio de Gobierno, quien añadió que entre los que realizaron esa acción había exfuncionarios de ese despacho. 

En tanto,  en el Ministerio de Salud un grupo de masistas  aprovechó la posesión del nuevo ministro de Salud, Edgar Pozo, para amedrentar a los trabajadores y exigir que se vayan,  gritando en las instalaciones: “¡Fuera pititas!”, “¡golpistas!” y “¡vende patrias!”, “¡Queremos renovación!”. Fuentes indicaron que en  ese despacho  exfuncionarios retomaron sus antiguos puestos.  

Similar panorama se vio el lunes en el Ministerio de Obras Públicas, cuando el exministro Iván Arias hizo entrega del despacho al ministro entrante Edgar Montaño, mientras un grupo de militantes del partido azul  gritaba en esas instalaciones: “¡No queremos golpistas!”.

Un grupo de cocaleros obligó a los funcionarios del Viceministerio de la Coca y Desarrollo Integral a desalojar las instalaciones al grito de “¡pititas fuera, no  los queremos ver!”,  y en el Viceministerio de Seguridad Ciudadana los funcionarios  fueron amedrentados por organizaciones alteñas.

Por otra parte, se denunció que se solicitó la renuncia a todo el personal en los ministerios de Trabajo, de Minería y de Gobierno, y de todas sus dependencias.  Sin embargo, la unidad de comunicación nueva de esta última cartera de Estado informó que sólo se solicitó a los directores y jefes de unidad que eleven un informe de situación para ver si son ratificados o disponen del cargo.

Desde el Legislativo, el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, rechazó la manera en que los grupos afines irrumpen en las instancias gubernamentales a solicitar renuncias, aunque señaló que son las nuevas autoridades quienes deciden cómo conformarán sus equipos.

“Es un tema muy particular de cada ministerio del Ejecutivo, pero expresamos nuestro desacuerdo en que se vayan a emitir directamente de esta manera algunas decisiones, pero también hay que ver cómo van a funcionar, para que cada ministerio conforme su equipo”, expresó.